La traducción de documentos legales requiere un conjunto de habilidades que solo los profesionales experimentados y conocedores pueden ofrecer. En particular este tipo de traducciones son complicadas. Por un lado, la terminología legal asociada con la preparación de documentos legales es diferente a la que se usa en otras traducciones más simples.

La traducción de textos jurídicos requiere de un profesional que no solo sea hablante nativo del idioma de destino, sino que también tenga un inglés impecable y una formación en lingüística y/o traducción jurídica o sea jurista-lingüista.

Traducir terminología legal extensa y detallada es difícil, ahora además tienes que asegurarte de que se conserve su contexto y significado. Por eso necesitas contratar a un traductor experto que no solo comprenda el idioma de origen, sino que también tenga los antecedentes legales para comprender la terminología.

Otro es garantizar la precisión de la versión traducida a la par con el original. Nada es posible de lograr sin contratar traductores profesionales que formen parte de una agencia de traducción. Un traductor legal experto traduce con precisión sus contratos y otra documentación comercial y ayuda a garantizar que sus documentos legales capturen los sentimientos de su empresa en su interacción con socios extranjeros.

Solicita tus servicios en Núñez & Asociados.